Segunda Hipoteca

Segunda Hipoteca

Una segunda hipoteca (en inglés second mortgage) es un préstamo que le permite pedir prestado sobre el valor de su casa. Su casa es un activo, y con el tiempo, ese activo puede ganar valor.

Las segundas hipotecas, también conocidas como líneas de crédito sobre el valor acumulado de la vivienda (HELOCs, por sus siglas en inglés Home Equity Line Of Credit) son una forma de utilizar ese activo para otros proyectos y objetivos, sin necesidad de venderlo.

Comparte

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Compartir por email

¿Qué es una segunda hipoteca?

Los compradores de vivienda que no pueden pagar por sus casas por adelantado por lo general optan por obtener hipotecas.

Una vez que el propietario ha logrado un progreso significativo en el pago de la primera hipoteca, puede tratar de obtener la aprobación para una segunda hipoteca.

Una segunda hipoteca es sólo un préstamo adicional para la vivienda que alguien puede obtener para tener acceso a más financiamiento, más dinero disponible.

Segunda hipoteca pedida sobre una casa

Las segundas hipotecas vienen en dos sabores diferentes: préstamos sobre el valor líquido de la vivienda y líneas de crédito sobre el valor líquido de la vivienda. Ambos permiten a los propietarios pedir prestado contra el valor acumulado de su vivienda.

Los préstamos sobre el valor líquido de la vivienda son segundas hipotecas que por lo general vienen con tasas de interés fijas, aunque algunas tienen tasas variables. Cuando usted toma un préstamo con garantía hipotecaria, usted obtiene la cantidad total del préstamo de una sola vez.

Una línea de crédito sobre el valor acumulado de la vivienda (HELOC), por otro lado, funciona más como una tarjeta de crédito. En lugar de recibir un pago único, se le permite pedir prestado lo que necesite cuando lo necesite, hasta su límite de crédito.

Los HELOCs vienen con tasas de interés ajustables (lo que significa que la tasa de interés que le cobran variará). Usted usará una tarjeta de crédito o escribirá un cheque para obtener el dinero de su HELOC y luego hará pagos mensuales para pagar la deuda como lo haría con una tarjeta de crédito.

Pedir Heloc sobre una casa

A diferencia de los primeros préstamos hipotecarios, que suelen venir con 15 o 30 años de plazo del préstamo, los préstamos con garantía hipotecaria y HELOCs normalmente se pagan con relativa rapidez.

Si bien pueden tener plazos de 30 años (especialmente si son préstamos sobre el valor líquido de la vivienda con tasa de interés fija), estas hipotecas tienden a tener períodos de pago que duran de 5 a 15 años.

Las segundas hipotecas aprovechan la plusvalía de su casa, que es el valor de mercado de su casa en relación con los saldos de los préstamos. La equidad (equity en inglés) puede aumentar o disminuir, pero lo ideal es que sólo crezca con el tiempo.

¿Como puede variar el equity sobre mi casa?

La equidad puede cambiar de varias maneras:

Qué tipos de segundas hipotecas existen?

Las segundas hipotecas pueden venir en varias formas diferentes.

Suma global.

Una segunda hipoteca estándar es un préstamo de una sola vez que proporciona una suma global de dinero que usted puede usar para lo que quiera.

Con ese tipo de préstamo, usted pagará el préstamo gradualmente con el tiempo, a menudo con pagos mensuales fijos. Con cada pago, usted paga una parte de los costos por intereses y una parte del saldo de su préstamo (este proceso se denomina amortización).

Línea de crédito.

También es posible pedir prestado usando una línea de crédito, o un fondo de dinero del cual usted puede sacar dinero. Con ese tipo de préstamo, nunca se le exige que acepte dinero, pero tiene la opción de hacerlo si así lo desea. Su prestamista establece un límite máximo de préstamo y usted puede continuar el préstamo (varias veces) hasta que alcance ese límite máximo.

Al igual que con una tarjeta de crédito, usted puede pagar y pedir prestado una y otra vez.

Opciones de tasas.

Dependiendo del tipo de préstamo que utilice y de sus preferencias, su préstamo podría tener una tasa de interés fija que le ayude a planificar sus pagos para los años venideros. Los préstamos de tasa variable también están disponibles y son la norma para las líneas de crédito.

¿Cuánto puedes pedir prestado?

La cantidad de dinero que puede obtener depende de varias cosas, como la cantidad de capital que tiene en su casa, su puntaje crediticio y la relación préstamo-valor (este es el porcentaje de la propiedad que está hipotecada).

Porcentage a prestar sobre el valor real de la propiedad

La mayoría de los prestamistas NO le prestarán más del 75 al 85 por ciento de la relación préstamo-valor de su primera y segunda hipoteca combinadas.

Ese máximo contaría todos sus préstamos hipotecarios, incluyendo la primera y segunda hipoteca.

Usted no tiene que obtener su segunda hipoteca con el prestamista que le dio su hipoteca original; usted puede obtener una segunda hipoteca con casi cualquier prestamista.

Lo importante es obtener una variedad de cotizaciones, incluyendo tasas de interés y cargos totales, y compararlas.

¿Cuáles son las ventajas de las segundas hipotecas?

Importe del préstamo: Las segundas hipotecas le permiten pedir prestado cantidades significativas. Debido a que el préstamo está garantizado por su casa (que por lo general vale mucho dinero), usted tiene acceso a más de lo que podría obtener sin usar su casa como garantía.

Tipos de interés: Las segundas hipotecas a menudo tienen tasas de interés más bajas que otros tipos de deuda. Una vez más, asegurar el préstamo con su casa le ayuda porque reduce el riesgo para su prestamista.

A diferencia de los préstamos personales sin garantía, como las tarjetas de crédito, las tasas de interés de la segunda hipoteca suelen ser de un solo dígito.

Beneficios fiscales (especialmente antes de 2018): En algunos casos, obtendrá una deducción por los intereses pagados por una segunda hipoteca. Hay numerosos tecnicismos a tener en cuenta, así que pregunte a su preparador de impuestos antes de empezar a tomar deducciones.

Desventajas de las segundas hipotecas

Los beneficios siempre vienen con las compensaciones. Los costos y riesgos significan que estos préstamos deben utilizarse con prudencia.

Desventajas de pedir una segunda hipoteca

Riesgo de ejecución hipotecaria: Uno de los mayores problemas con una segunda hipoteca es que usted tiene que poner su casa en la línea de riesgo.

Si usted deja de hacer pagos, su prestamista podrá llevarse su casa a través de una ejecución hipotecaria (foreclosure en inglés), lo cual puede causarle serios problemas a usted y a su familia.

¿Qué es una ejecución hipotecaria?

Por esta razón, raramente tiene sentido utilizar una segunda hipoteca para los gastos de “consumo corriente”.

Para entretenimiento y gastos de subsistencia regulares, simplemente no es sostenible o vale la pena el riesgo de utilizar un préstamo con garantía hipotecaria.

Costo: Las segundas hipotecas, como su préstamo de compra, pueden ser costosas. Tendrá que pagar numerosos costos por cosas como cheques de crédito, tasaciones, cargos por originación y más. Los costos de cierre pueden sumar fácilmente hasta miles de dólares. Incluso si se le promete un préstamo “sin costo de cierre”, usted sigue pagando; simplemente no ve esos costos de manera transparente.

Costes por intereses: Cada vez que pides prestado, pagas intereses. Las tasas de la segunda hipoteca son típicamente más bajas que las tasas de interés de las tarjetas de crédito, pero a menudo son ligeramente más altas que la tasa de su primer préstamo. Los prestamistas de la segunda hipoteca asumen más riesgo que el prestamista que hizo su primer préstamo.

Si usted deja de hacer pagos, el prestamista de la segunda hipoteca no recibirá el pago a menos que y hasta que el prestamista principal recupere todo su dinero. Debido a que estos préstamos son tan grandes, el costo total de los intereses puede ser significativo.

Comparte

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Compartir por email

Usos comunes de las segundas hipotecas

Elija sabiamente cómo utilizar los fondos de su préstamo. Es mejor invertir ese dinero en algo que mejore su valor neto (o el valor de su casa) en el futuro. Tendrá que pagar estos préstamos, son riesgosos y cuestan mucho dinero.

¿Qué más se puede hacer con el dinero de una segunda hipoteca?

Un prestamista le preguntará por qué quiere una segunda hipoteca en su solicitud de préstamo. Usted podría pensar que no es asunto del prestamista, pero los prestamistas no están de acuerdo con usted.

Antes y Despues de remodelacion del bano con dinero de segunda hipoteca

Aquí algunas razones que un prestamista podría considerar para otorgarle el préstamo:

Los prestamistas prefieren no otorgar préstamos para amortizar activos. Pregunte a su prestamista acerca de los requisitos especiales para gastar las ganancias antes de solicitar una segunda hipoteca.

También tenga en cuenta que la Ley de Recortes de Impuestos y Empleos de 2017 todavía permite una deducción de intereses en una segunda hipoteca siempre y cuando los fondos del préstamo se hayan utilizado para comprar, construir o mejorar una vivienda.

Consejos para obtener una segunda hipoteca

Compare precios y obtenga cotizaciones de por lo menos tres fuentes diferentes. Asegúrese de incluir lo siguiente en su búsqueda:

  1. Un banco local o cooperativa de crédito
  2. Un agente hipotecario u originador de préstamos (pídale sugerencias a su agente de bienes raíces)
  3. Un prestamista online

Prepárese para el proceso consiguiendo el dinero en los lugares correctos y teniendo sus documentos listos. Esto hará que el proceso sea mucho más fácil y menos estresante.

Tenga cuidado con las características arriesgadas de este tipo de préstamos.

Razones para obtener una segunda hipoteca

La tasa de interés y el cronograma de pagos pueden ser más favorables en una segunda hipoteca que refinanciar su primera hipoteca existente en un préstamo más grande. Por ejemplo, si su hipoteca de $120,000 es pagadera al 6.5 por ciento de interés, una segunda hipoteca podría estar disponible a una tasa más baja, tal vez al 5 por ciento o menos, dependiendo de las fluctuaciones del mercado.

Además, el costo de obtener un préstamo de $40,000 puede ser muy pequeño comparado con el costo de obtener un préstamo de $160,000. Algunas segundas hipotecas no le cuestan al prestatario ningún dinero por adelantado, es posible que no haya costos de cierre.

Por ejemplo, la mayoría de los costos de cierre ascienden a alrededor del 3% de la hipoteca. El tres por ciento de $40,000 son sólo $1,200, comparado con el tres por ciento de $160,000, que son $4,800.

HELOC vs. préstamo con garantía hipotecaria: ¿Cuál es el adecuado para usted?

La respuesta a esta pregunta rara vez es blanco o negro, existen muchos grises en el medio. Pero hay algunos escenarios en los que la elección es obvia.

Por ejemplo, digamos que usted necesita $7,000 para pagar la boda de su hija el próximo mes y $3,000 para arreglar su techo, lo cual tomará una semana.

Usted sabe exactamente cuánto necesita y ambas cantidades se vencen en su totalidad en breve. Si usted no tiene planes de pedir prestado de nuevo, un préstamo con garantía hipotecaria directa de $ 10.000 es la manera conseguir ese dinero.

Pero si usted necesita dinero durante un período escalonado – por ejemplo, al principio de cada semestre durante los próximos cuatro años para pagar la matrícula universitaria de su hijo Jose o para un proyecto de remodelación que tardará tres años en terminar – una línea de crédito es ideal.

Le da la flexibilidad de pedir prestado sólo la cantidad que necesita, cuando la necesita.

Y si usted pide prestado cantidades relativamente pequeñas y paga el capital rápidamente, una línea de crédito puede costar menos que un préstamo con garantía hipotecaria.

Consolidación de deudas de tarjetas de crédito: un uso popular del valor acumulado de la vivienda

Los consumidores con muchas deudas de tarjetas de crédito a menudo piden prestada una suma global y pagan sus cuentas de alto interés. A menudo, ahorrarán dinero porque las tasas de interés para los préstamos con garantía hipotecaria y HELOCs son más bajos que los de las tarjetas de crédito.

Sirve la consolidacion de deudas?

Los préstamos con garantía hipotecaria de tasa fija se utilizan con más frecuencia que HELOCs para este propósito.

¿Por qué las segundas hipotecas son riesgosas?

Antes de tomar una segunda hipoteca, es importante considerar las desventajas de obtener una. En última instancia, tendrá que devolver los fondos que pidió prestados. Debido a que su casa actúa como su garantía (lo que significa que asegura su préstamo), el prestamista puede forzarlo a ejecutar la hipoteca y quitarle su casa si usted no paga su segunda hipoteca.

Riesgos a tomar con una segunda hipoteca

Las segundas hipotecas están subordinadas a las hipotecas primarias, así que si usted deja de pagar sus préstamos, la deuda de su primera hipoteca se paga antes de que el prestamista de la segunda hipoteca reciba algo.

Por esa razón, los préstamos sobre el valor acumulado de la vivienda y los HELOC se consideran más riesgosos que los préstamos hipotecarios tradicionales. Por lo tanto, típicamente tienen tasas de interés más altas.

Además de las tasas hipotecarias más altas, hay cargos adicionales que deberá si desea una segunda hipoteca. Los costos de cierre de las segundas hipotecas pueden ser de un 3% a un 6% del saldo de su préstamo.

Si está planeando refinanciar, tener una segunda hipoteca puede hacer que todo el proceso sea más difícil de navegar.

Los pagos de préstamos sobre el capital acumulado en la vivienda son generalmente más fáciles de administrar porque usted puede configurar su presupuesto sabiendo que pagará x cantidad de dinero cada mes por ese segundo préstamo hipotecario.

Sin embargo, dado que la cantidad que debe por un HELOC variará, es posible que no pueda pagar su factura si es significativamente más cara de lo que era anteriormente. Y si usted necesita una segunda hipoteca para saldar una deuda existente, ese préstamo extra podría perjudicar su puntaje de crédito y usted podría estar estancado haciendo pagos a sus prestamistas durante años.

¿Existen beneficios de impuestos sobre la renta al obtener un segundo pago de hipoteca?

Las segundas hipotecas sobre la misma propiedad generalmente no conllevan ningún beneficio especial de impuestos sobre la renta. Sin embargo, si usted obtiene una segunda hipoteca sobre una nueva propiedad, por lo general se le permitirá deducir los intereses de su primera y segunda casa, siempre y cuando el total del préstamo sea menos de $750,000, bajo la Ley de Recortes de Impuestos y Empleos de 2017.

Conclusión

Obtener un préstamo para una segunda vivienda es una empresa seria, especialmente porque usted corre el riesgo de perder su casa si no puede cumplir con los pagos de su hipoteca. Si está decidido a solicitar una, es mejor proceder con precaución y pensar en los problemas que podría enfrentar al asumir una deuda adicional.

Comparte

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Compartir por email

Sobre el Autor: Carlos Ramirez

Carlos Ramirez

El autor de este artículo es un experto en bienes raíces y su función principal es ayudar a familias latinas e hispanas a disipar cualquier duda y poder acceder a la compra de su casa en los Estados Unidos.

Dudas, consultas o comentarios? Podemos ayudarte 🙂