7 pasos para estar listo para comprar una casa en 2018

Ahora es el momento de poner las cosas en orden para una búsqueda de casa el próximo año.

7 Pasos para comprar tu casa en 2018

Si usted está pensando en comprar una casa en 2018, noviembre y diciembre son el momento perfecto para “calentar” para conseguir su casa y comenzar a buscar en el nuevo año.

Hemos pedido a los profesionales de bienes raíces e hipotecas que se interesen en lo que los posibles compradores de viviendas deberían hacer para prepararse para comprar una casa. Desde organizar sus finanzas para ahorrar dinero hasta encontrar un agente de bienes raíces y un prestamista hipotecario, ¡hay mucho para mantenerlo ocupado!

Comparte

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Compartir por email

Video Resúmen

1. Revise su puntaje de crédito.

Un puntaje crediticio es una representación numérica de su informe de crédito.

“Las puntuaciones FICO van de 300 a 850, y cuanto más alta sea su puntuación, mejor. Un buen crédito es como el oro cuando se obtiene una hipoteca”, dice Carlos Ramirez, agente de bienes raíces. Típicamente, usted obtendrá la mejor tasa de interés en un préstamo si su puntaje es de 740 y más.

Un puntaje crediticio más alto debería darte una tasa de interés hipotecaria más baja.

Esa tasa de interés más baja, incluso si es sólo 1 ó 2 por ciento más baja, puede significar ahorrar miles de dólares al año, Si su puntaje de crédito se queda corto, ocupe su tiempo reparándolo. Corrija cualquier error que pueda estar en su informe, comience a pagar todas sus cuentas a tiempo y aumente su límite de crédito. Tenga en cuenta, sin embargo, que no debe maximizar su tarjeta cada mes. Es mejor usar el 30 por ciento o menos del total de su crédito disponible.

2. No pida nuevas tarjetas de crédito.

Todos sabemos que es muy difícil resistirse a quienes nos ofrecen nuevas tarjetas con enormes beneficios, pero trate de hacer el esfuerzo y rechazar estos ofrecimientos de nuevas tarjetas de crédito, inclusi su usted podría ahorrar el 20 por ciento (o más!) en sus compras de vacaciones. Tentador como el ahorro puede ser, la apertura de nuevo crédito puede perjudicar sus posibilidades de obtener una hipoteca, o al menos de obtener la mejor tasa de interés en un préstamo.

Al abrir la cuenta, usted ha creado otra línea de crédito. Esa línea de crédito, y lo que se pide prestado, puede cambiar los números de solicitud y poner en peligro la solicitud. Lo que podría ahorrarle unos cuantos dólares ahora podría costarle mucho más en el largo plazo si sus pagos hipotecarios serán más altos.

3. Sugiera regalos financieros para las fiestas.

Además del préstamo hipotecario, necesitará una cantidad considerable de dinero en efectivo para comprar una casa. Hay que considerar el pago inicial, costos de cierre y costos de mudanza. También debe reservar dinero para reparaciones y costos inesperados. No estar preparado es probablemente por lo que casi la mitad de los milenials incurrieron hasta $5,000 en costos inesperados durante el proceso hipotecario.

¿Una solución potencial? Acumule para un fondo de emergencia. En lugar de recibir regalos para los días festivos, los posibles compradores de casa pueden sugerir dinero en efectivo en lugar de hacerlo para su casa. Recuerde, es posible que le devuelvan algo de dinero después de presentar su declaración de impuestos o income tax. Un reembolso de impuestos es una gran manera de agregar a sus reservas de efectivo para un pago inicial.

4. Entrevista con potenciales agentes inmobiliarios.

Si su vecino, pariente o amigo de un amigo conoce (o es) un agente de bienes raíces, eso es genial. Esta persona podría ser el agente perfecto para ti. Pero te debes a ti mismo ir de compras. Busque un agente que esté bien informado, bueno, integral y que pueda ayudarlo a alcanzar la meta de ser propietario de una casa. Asegúrate de que no sean novatos, nuevos o simplemente ignorantes de cómo hacer una transacción específica. El final del año es generalmente un tiempo de poco trabajo para los agentes, así que es más probable que se acomoden a hacer una cita en tu horario.

Comparte

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Compartir por email

5. Manténgase al tanto de las tasas de interés.

Si usted oye que las tasas de interés se encuentran en mínimos históricos o que las tasas de interés están en alza, no debe asumir que puede obtener la tasa más baja. No todos reciben la misma tasa de interés en un préstamo hipotecario. Depende de su situación financiera y del prestamista que usted elija. Todo el mundo sabe que los precios de las casas son, al menos hasta cierto punto, negociables, pero encontramos que los préstamos son los mismos.

Tenga en cuenta que los costos de cierre también pueden variar, así que discuta con su agente de bienes raíces maneras de mantener la suya baja. Ahorramos $150 en las tasas de cierre al seleccionar la compañía de títulos más barata.

6. Encuentre un prestamista hipotecario.

Antes de comenzar a buscar una casa (nos referimos a ver los listados de casas a la venta en línea), busque un prestamista hipotecario para averiguar si usted puede permitirse el lujo de comprar una casa. Si no puedes ahora mismo, no tiene sentido torturarte a ti mismo encontrando la casa de tus sueños que está fuera de tu alcance.

Pero, ¿cómo encontrar un prestamista? Si usted tiene un banco con el que ha estado por años, pregúnteles a ellos. Su agente de bienes raíces también puede referirle a un buen prestamista. Compare ese prestamista con otros dos. Una vez que usted sepa cuánto dinero puede pagar por una casa, realice su búsqueda de vivienda basándose en la cantidad de preaprobación o menos.

7. Obtenga aprobación previa.

Cuando un prestamista le da a sus finanzas una vez más y lo pre-aprueba para una hipoteca, usted será capaz de mostrar a los vendedores que realmente puede comprar su casa. ¿Pero cómo se obtiene la preaprobación? Preparando algunos documentos, que usted puede hacer varios meses antes de la compra real. Esto es lo que necesitas para comprar una casa.

Una lista de todas sus deudas, incluyendo tarjetas de crédito, préstamos estudiantiles, préstamos para estudiantes, préstamos para automóviles y pensión alimenticia Una lista de todos sus activos, incluyendo estados de cuenta bancarios, títulos de auto, bienes raíces y cuentas de inversión.

También le aconsejamos no cambiar de trabajo, hacer grandes compras o dejar de pagar deudas mientras se prepara para obtener una hipoteca.

Sobre el Autor: Carlos Ramirez

Carlos Ramirez

El autor de este artículo es un experto en bienes raíces y su función principal es ayudar a familias latinas e hispanas a disipar cualquier duda y poder acceder a la compra de su casa en los Estados Unidos.

Dudas, consultas o comentarios? Podemos ayudarte 🙂